Lucas Di Pascuale


Reciente

Proyectos

Dibujos

Textos

Bio

 

 

 

 

 

Firme

Salirse, insistir

Hombre que quería cambiar el mundo

Diálogo de corrido entre piezas

Hombre que mira

Blancas y amarillas

On the roof

Querida Susana

Costa Rica

Cinco preguntas

I love my car

 

 

 




 
 


Texto publicado en Apunte y Catálogo del proyecto Parabrisas
Septiembre de 2007 / Córdoba, Argentina
Descargar Apunte PDF

Parabrisas propuso un cruce
entre artistas de Brasil y la escena cordobesa
y lo aprovechó para preguntar/se
¿Qué es escena?

 


Blancas y amarillas

Yo no duermo porque manejo. El resto, cada uno duerme en su asiento. Y mientras no duermo se me aparece la imagen de Lisa Milroy que es una artista inglesa. Recuerdo sus pinturas con zapatos y con platos. Recuerdo que es muy seductora. Recuerdo que me contó sobre un canje de obra que había hecho con Tulio de Sagastizábal, un artista que vive en Buenos Aires aunque nació en Misiones.

A mí me sedujo esa pregunta, seguramente porque ya tenía ensayada la respuesta. ¿En qué momento ustedes piensan sobre su obra?. Éramos un grupo de artistas que participábamos en Pintura além da pintura, un workshop que se llevó a cabo en Belo Horizonte en el año 2006. Lisa recién llegaba y estábamos rodeándola.
Este momento es aquella respuesta. Viajar. Dirigirme de un lugar a otro, estar entre, observar el paisaje por una ventanilla, mirar el horizonte a través de un parabrisas. También cortar el césped del patio trasero de mi casa.

Emilia se despertó, me pregunta por qué no se escucha su CD. Cuando viajamos cada uno lleva su música y vamos eligiendo una vez cada uno. El que había elegido ella, antes de dormirse, era el de Piojos y Piojitos, a todos nos gusta cantar la canción del oso que vivía en el bosque muy contento. Yo traje Nick Cave, León Gieco y Pequeña Orquesta Reincidentes, a todos nos gusta cantar Miguitas de pan. Desde hace algún tiempo tenemos en nuestra casa una mesa que compramos usada en la zona del Paseo de las Artes, tiene esa división entre sus dos tablas donde suelen caerse las migas de todo lo que transita por el lugar, tal cual lo describe la canción.
En Pintura além da pintura también conocí a Marcelino y a Viviane, que no son artistas ingleses, sino artistas brasileños, de esos que logran sensualidad en su trabajo. Luego, una inmensa unidad entre artista, obra y sentido. Es que el sentido está allí mismo, en el trabajo y no es necesario buscarlo en otro sitio. ¿En qué otro sitio podríamos buscarlo?

Quizás estoy yendo muy fuerte, demasiadas mariposas blancas y amarillas se pegan en el parabrisas. Sandra tiene los ojos cerrados aunque me parece que ya no duerme.

Marcelino y Viviane van a venir a Córdoba. Para trabajar durante un mes. Para darnos un abrazo. Para conocer. También imaginamos un cruce entre ellos y la escena cordobesa. Tal vez un cruce que nos sirva para preguntar/nos ¿en qué pensamos cuando hablamos de escena? Pienso nombres, casi todos artistas que han estado mostrando su producción en los últimos tres o cuatro años, la mayoría son jóvenes. Yo también he mostrado mi producción en los últimos tres o cuatro años. Pero la escena no es tan pequeña, aun si uno pensara sólo en artistas.

Me detengo a cargar nafta, es contradictorio llenar el tanque, pareciera que el auto anduviese mejor pero qué angustiante entregar todo ese dinero que se irá consumiendo en el motor y que una aguja va a señalar. Pago con tarjeta de débito y busco monedas.
Sí, la escena es mucho más amplia, ese primer grupo que uno se imagina son sólo los artistas que han estado en cartel durante los últimos tres o cuatro años. ¿Y los que estuvieron en cartel los tres o cuatro años anteriores a los últimos tres o cuatro años?
Hay quienes no muestran su producción, ¿son parte de la escena? ¿Y quienes se fueron a vivir a otra ciudad y nos van contando cómo es hacer en otro lugar? Quizás escena es un estado de las cosas, que ocurre en un sitio específico. ¿Pero ocurre o se construye? Supongo que hay diversos modos y grados de visibilidad conviviendo en una misma escena.

También es contradictorio volver de las vacaciones, tengo ganas de estar en casa, en ese lugar de siempre. Aunque una vez allí, aparecerán las ganas de estar de vacaciones. Por el espejo logro ver dormir a Catalina.

Están quienes decidieron priorizar la docencia o la gestión y se corrieron (quizás por un tiempo) del lugar de la producción. Y quienes se corrieron sin dedicarse a la docencia o a la gestión. Todos ellos tienen la misma posibilidad de volver a producir tal como tenemos la de dejar de hacerlo quienes hemos continuado; y esto quizás nos iguala. Quienes se asoman son parte de la escena, al igual que muchos artistas fallecidos, aunque estos últimos ya no puedan volver a trabajar.

La visibilidad es mucho mejor sin tantas mariposas blancas y amarillas en el parabrisas, me pregunto si estas que comienzan a aparecer ahora se imaginarán que antes que ellas había otras y que un hombre las limpió mientras cargaba nafta en el auto.

Lucas Di Pascuale